«Red Tails»: la apuesta de George Lucas

Estándar

Ayer fui a ver «Red Tails», la última película producida por George Lucas. «Red Tails», ambientada en Italia durante la Segunda Guerra Mundial, cuenta la historia de los aviadores de Tuskegee, el primer grupo de pilotos de color de las fuerzas aéreas de Estados Unidos.

George Lucas se embarcó en este proyecto porque quería contar una historia en la que los adolescentes de color pudieran encontrar héroes y descubrir que ellos también ayudaron a ganar la Segunda Guerra Mundial. Como conté en este artículo para «ABC», Lucas ha reconocido que su futuro como productor independiente dependerá del éxito de «Red Tails». En concreto, de su éxito en su primer fin de semana. Aunque tenía ganas de ver la película, la verdad es que no me urgía. Aún así, decidí ir a verla en su primer fin de semana solo con la esperanza de que Lucas consiga hacer una buena taquilla para poder seguir produciendo películas que no interesan a los estudios de Hollywood.

Si la película triunfa, tras ella vendrán otras dos: una precuela y una secuela. «La historia era demasiado grande para comprimirla en dos horas», comentó Lucas a Jon Stewart en el programa «The Daily Show». Para él, «Red tails» es la parte heroica y patriótica de la historia, pero el público también necesita conocer lo que ocurrió antes, durante los años de entrenamiento, marcados por el racismo y la discriminación que sus protagonistas vivieron antes de ir a la guerra. Y también lo que ocurrió después, cuando regresaron al país que valientemente habían defendido para ser tratados como veteranos de segunda y cómo eso causó una reacción que fue la fragua del movimiento por los derechos civiles.

Como ya explicó George Lucas, esta película no interesó a los estudios de Hollywood porque todos sus protagonistas son negros y los blancos que aparecen no salen muy bien parados: unos representan el racismo y otros interpretan a personajes que solo aceptan a los «Red Tails» una vez que estos han demostrado su valía más allá del color de su piel.

A mi modo de ver, esta es una película ilustrativa a la hora de narrar cómo este escuadrón de jóvenes pilotos viaja a Italia a librar tres guerras: una contra las Potencias del Eje, otra contra el racismo y la intolerancia dentro de su propio ejército/país y una tercera contra ellos mismos y sus idiosincrasias. La película tiene momentos lúcidos, como cuando uno de sus protagonistas dice que «la experiencia es una dura maestra: primero pone el examen y luego da la lección» o cuando el coronel Bullard, interpretado por Terrence Howard, aclara a modo de consejo que «la política es el arte de posponer una decisión hasta que ya no es relevante».

Pero por lo demás es una película de segunda. Los créditos son terribles. La fuente es fea y poco pulida. Además, se solapan con parte de la acción, por lo que son un estorbo si te interesa ver lo que está ocurriendo detrás. Los diálogos no son nada del otro mundo y los personajes son en general estereotípicos.

Hubo dos cosas de la película que me llamaron la atención. La primera es que, comparado con todas las demás películas sobre militares en el campo de batalla, aquí los personajes parecen superficiales, inmaduros y se comportan como chavales de campamento. Hay pocos momentos de seriedad y solemnidad. La segunda es la historia de amor de Lightning y Sofia. No solo no aporta nada a la historia en general, sino que es realmente absurda. Es descafeinada y más parecida a un amor de adolescentes que al de dos adultos en tiempos de guerra.

Por último, quería compartir algo de lo que no me había percatado hasta ayer. Como en todas las proyecciones, antes de la película podemos ver trailers de otras producciones. A parte de dos trailers de blockbusters al uso, el resto de trailers fueron de películas con elencos mayoritariamente afroamericanos. En la sala, el 99% de los presentes era de color. Parecía que los AMC 25 creen que la audiencia de color está potencialmente más interesada en ver películas con actores de su misma etnia. Lo peor es que aplican el mismo criterio con lo que deben creer es «cine para blancos». Esta división categórica es un problema, ya que fomenta el etnocentrismo y, aunque quizá no lo intente, crea una espiral endocultural que no ayuda a derribar los muros que aún parecen existir.

Anuncios

Un comentario en “«Red Tails»: la apuesta de George Lucas

  1. Señor Verde

    Me suena a un war horse con aviones este señor no se da cuenta de que aunque su amigo Scorsese esta mejor que nunca el y Steven deverian haberse juvilado hace 15 años.
    PD: Me gusta mucho leer tu periplo en la capital del mundo hacia tiempo que no me pasaba por tu blog ya te comentare mas cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s