Achichonada

Estándar

No tengo ni idea de si esta palabra existe y no me voy a molestar en buscarla en el diccionario. No me apetece. Pero si existiese, es el adjetivo perfecto para describir como estoy ahora mismo.

Ayer por la noche (viernes) tuvimos una cena de despedida en la Blue Tower. Era la última noche para la gran mayoría del edificio, así que fue una cena muy divertida, pero con un cierto toque de pena de funeral. Aunque hayamos compartido muy buenos momentos y conocido gente maravillosa, nunca se sabe lo que pasará de aquí en adelante. Como dirían mis amigos Los Piratas, casi todo se queda en promesas que no valen nada. Después de la cena, intensa y regada con vinos varios y algún que otro cóctel, fuimos a Korallen a seguir despidiéndonos de más gente. En este caso, Tabea y Johannes.

100_1189

La fiesta estuvo muy animada o eso me pareció a mí. La parte de los chichones comienza en la puerta de Kepa donde, por alguna razón, comencé a hacer el pino contra la pared. A Gaye le pareció gracioso y decidimos hacerlo bonito: yo primero y luego ella, con las piernas haciendo una especie de abanico. Cuando estamos las dos apoyadas en la puerta alguien desde dentro la abre. Ambas nos caemos de cabeza. Primer chichón del fin de semana. Ese dolió poco y fue divertido. La gente a nuestro alrededor se acercó a preguntarnos si estábamos bien, si nos dolía algo. Yo me sentía fenomenal. La fiesta terminó a las cinco de la mañana cuando ya solo quedábamos 6 ó 7 personas bailando canciones que poníamos desde YouTube.

El segundo chichón ha llegado en forma de regalo hoy en los deportes del sábado. Estábamos quitando los palos de las redes de voleibol y dos chicas han dejado caer el palo mucho más rápido de lo esperado y, casualmente, sobre mi cocorota. Del golpe me he caído al suelo con las piernas cruzadas.

Hoy también hemos tenido cena en casa porque era la última cena de Gaye y queríamos pasar sus últimas horas con ella. Hemos cenado y a continuación hemos ido a acompañarla a la estación y así de paso la ayudábamos con las maletas. En la estación nos hemos encontrado con toda la delegación turca que se marchaba hoy. Resulta que solo hay un avión desde Copenhague a Estambul cada día y es a la 01:30. Nos hemos despedido de todos y hemos vuelto a casa.

Ahora escribo con una sensación agridulce en el cuerpo. Entre tanta despedida disimulada por las últimas fiestas y momentos de diversión en compañía no sé cómo me siento de verdad.

Como despedida, os enseño aquí el vídeo que grabamos la semana pasada y que terminé de editar justo para la cena de ayer con toda la Blue Tower.

Anuncios

3 comentarios en “Achichonada

  1. Hola!
    Tu no me conoces pero me paso por aquí para agradecerte la información útil. Ahora soy yo la que está de Erasmus en RUC y gracias a tu blog sabía antes de llegar, x ej,, que Rockwool es esa torre azul de al lado del puente 🙂
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s