Primeras impresiones

Estándar

(Escrito el viernes 1 de agosto)
Acabo de llegar de mi primera noche de juerga Erasmus y, la verdad sea dicha, ha dejado bastante que desear… Me voy a remontar al principio del día para explicar cómo, dónde y con quién he acabado pasando esta primera noche.
Me he levantado temprano porque tenía que desayunar en el hotel, así que a las 10 ya tenía todo preparado y he dejado la habitación. Me he dirigido a la estación de tren. Al llegar, después de haber recorrido medio Roskilde con el maletón, no tenía fuerzas para subir los seis peldaños de las escaleras, así que he decidido coger el autobús. Mientras esperaba en la parada he visto a un chico con una maleta gigante. Carne de Erasmus, he pensado. Poco después ha aparecido otra chica con otro maletón. Carne de Erasmus, he vuelto a pensar. Creo que a los Erasmus se nos identifica a la legua… Y como yo sabía que ellos lo eran he estado por preguntarles si querían compartir un taxi hasta la Universidad. No lo he hecho. No estaba segura.


En unos minutos ha llegado el autobús de la Universidad de Roskilde y los tres nos hemos montado. Estaba más claro que el agua, así que era cuestión de tiempo que hablásemos. Cuando hemos llegado a la Universidad y los tres nos hemos bajado en la misma parada, ya ha sido el momento. Nos hemos presentado. Fabian, un chico de Alemania; y Ofelia, de las Islas Canarias. Hemos caminados los tres juntos hasta la Oficina Internacional, donde hemos dejado las maletas y preguntado algunas cosas poco útiles. Como teníamos más de tres horas que invertir (perder) hemos decidido ir a dar una vuelta por el campus. Cuando salíamos otro estudiante entraba con su maleta, así que le hemos dicho que la dejase y se viniese con nosotros. Era Hugo, de Finlandia.
Éramos cuatro y todos teníamos sed, así que fuimos a la única tienda del campus a comprar algo de beber, tras lo cual decidimos sentarnos en el césped al lado del lago a descansar.
Ofelia tenía una baraja de cartas, así que hemos empezado a jugar a los típicos juegos sencillos y fáciles de explicar como el “Culo” o también conocido como “Comemierda”; y a otro que no tengo ni idea de cómo se llama, pero que es muy facilón.
El tiempo pasó más o menos rápido, así que pronto era la hora de ir a la recepción. Los daneses son muy agradables y más si trabajan en la Oficina Internacional de una universidad, así que nos recibieron muy bien, con comida y comentarios amables. En la mesa conocimos a más gente de muchos países: Nepal, Letonia, Suiza, Estados Unidos, Francia…
Después de la recepción de los estudiantes en la Oficina Internacional de Roskilde nos dieron las llaves de nuestros apartamentos. Teníamos plena disponibilidad de nuestro tiempo hasta el lunes; así que qué mejor que colocar un poco nuestras nuevas habitaciones y después ir al centro de Roskilde a hacer alguna cosa. Y así lo hicimos.
Estuve un rato limpiando el cuarto, tirando cosas inútiles, ordenando los muebles a mi gusto. La verdad es que la habitación está genial. Es grande y ahora, con la nueva distribución de los muebles, también es espaciosa. Estoy muy a gusto.
No tuve mucho tiempo porque habíamos quedado con nuestros nuevos amigos a las 17:30 para ir a Roskilde y ver qué se cocía en la ciudad. A esa hora estábamos en la parada. Esperamos más de 40 minutos hasta que vino el autobús. La universidad está bastante mal comunicada. La solución es la bicicleta. Espero hacerme con una pronto.
Ya en Roskilde, Hugo (Finlandia), solo quería emborracharse para celebrar nuestro recién estrenado Erasmus. Fuimos a Netto y ahí compramos unas cervezas, dos por cabeza. Después de 20 minutos yo no me había bebido ni una lata entera y el resto se había terminado dos… ¡Qué poco me gusta la cerveza y cuánto voy a echar de menos el vino! Volvimos a Netto a que compraran más cervezas y después fuimos a un parque con una mesa a sentarnos y hablar de cualquier chorrada que se nos ocurriese. Cuando llevábamos ya un rato sentados, pasaron por la calle dos chicos irlandeses. Hugo comparte habitación con uno de ellos, así que los llamó y vinieron a sentarse con nosotros. Haciendo honor a la fama irlandesa, en poco menos de una hora ya estábamos buscando algún pub -incitados por ellos, claro- para beber a lo grande. Bueno, pues de eso no hay en Roskilde. El único sitio similar a una discoteca o bar es un lugar llamado Mary’s. Es un local con dos plantas. En la superior hay un montón de billares. En la inferior, muchas mesas y una pequeñísima pista de baile. Nos sentamos en la planta baja y pudimos pasar ahí casi dos horas. La verdad es que fue realmente aburrido y no solo lo digo yo: todo opinamos lo mismo. Estábamos bostezando, mirando a todos lados, sacando temas absurdos de conversación. Roskilde está muerto. No solo es la ciudad del silencio, es la ciudad del tedio. Como me aburría tanto, decidí comprarme 10 chupitos -una oferta que tienen aquí en casi todos lados es 10 chupitos por 100 coronas, unos 13 euros-. Los compré y volví a la mesa. Empecé a beber. Chupito a chupito. Había algunos que estaban bien, otros eran asquerosos. Como eran 10, les dije a mis compañeros de “parranda” que cogiesen uno y brindásemos. No todos cogieron, había que ser valiente para ello…
Después de 10 minutos me había bebido 6 chupitos y lo único que podía pensar es que no quería ver el momento de levantarme y que eso pasase del estómago a la sangre a lo grande. Bueno, pues me levanté y no pasó nada, la verdad. Tenía el estómago algo revuelto, pero por lo demás bien. Los irlandeses estaban esperando que me pegase una toña contra el suelo, algo que no pasó. Creo que me he ganado el respeto de varias personas por aquí… Como si de rusos se tratase.
No tardamos mucho en largarnos de este sitio. Había sido realmente un pestiño, así que no había razón para quedarse más tiempo. Mientras nos marchábamos rogábamos para que la marcha en Copenhague sea mejor. Bueno, siempre que exista será mejor que la de Roskilde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s