Tropa de élite

Estándar

Tropa de élite. ¡Qué peliculón!

Hace unos días leí que esta película había conmocionado a Brasil y que además había ganado el Oso de Oro en la Berlinale. Ahí es nada.

Pues la peli no decepciona.

Es muy dura, violenta, cruda y, sobre todo, directa: en Brasil no se salva nadie. Todos y cada uno de los que aparecen en la película, ya sean policías, estudiantes, camellos, niños, madres o lo que sea; todos están metidos en el ajo.

Tropa de élite es una película sobre el “sistema” brasileño, su funcionamiento, sus entresijos y las reacciones en cadena que se producen cuando alguien osa alterar algún nexo.

La película comienza justo en ese momento: cuando dos policías están viendo las consecuencias de trastocar el orden natural del sistema. Esos policías son Neto y André Matías, jóvenes y amigos desde la infancia. Neto es el impulsivo; André es el reflexivo. Ambos tienen muchas aptitudes para ser buenos policías y una, solo una, que los hará entrar en el BOPE (Batallón de Operaciones Policiales Especiales): no son polis corruptos.

Y ahí está el BOPE, los mejores polis de Brasil, y uno de sus miembros más importantes, el capitán Nascimiento. El capitán está estresado y su visión del cuerpo y su labor empieza a cambiar cuando está a punto de nacer su hijo. Sufre estrés y comienzan a sentir emociones peligrosas para un BOPE como la compasión. Así que decide dejar el cuerpo, para lo que necesita encontrar un sustituto y ahí entran Nato y André. Los dos comenzarán el duro entrenamiento que requiere convertirse en un BOPE, ese que los polis blandos o corruptos nunca superan.

La historia explora muchas más aristas muy interesantes que no dejan títere con cabeza. A la historia se suma un montaje espectacular, ordenada de tal forma que le infiere un ritmo muy rápido e intenso a la cinta; y un uso de la cámara muy personal, muy sencillo, casi tan directo como el escupitajo que supone la cinta a la hipocresía.

Os vinculo a continuación una entrevista que apareció en Metrópoli con el director de la película, José Padilha, en la que explica muy bien lo que ha supuesto contar esta historia en forma de película. Padilha había trabajado en documentales y decidió que esta historia tenía que ser contada en forma de ficción y no como documental por razones como que se dió cuenta de si rodaba un documental lo matarían y de que los polis nunca dejarían que grabase material interesante. Por eso se hizo antes la investigación como si fuera para un documental, paro luego escribir una película.

También comenta su marcado interés por generar debate, no ya solo sobre la policía y el cártel de la droga, sino sobre la hipocresía de las clases medias y altas que compran la droga y luego se creen que la historia no va con ellos.

Algo que me ha encantado de la entrevista es el siguiente fragmento:

P.– ¿Cree que no queda nadie completamente inocente en la sociedad brasileña?

R.– Fíjate en mi película y en mí mismo. He hecho un filme en localizaciones reales, así que he rodado con el permiso de los traficantes. No les he dado dinero directamente a ellos, pero sí a las asociaciones de la gente que vive allí. ¿Cómo sé adónde va ese dinero? Así que hice un cálculo, pensando que igual hacía algo de daño, pero quizá merecía la pena porque podía abrir un debate necesario para la sociedad brasileña. No pretendo ser un ángel que está por encima del Bien y del Mal, porque eso sería caer en el cinismo.

Así que ya véis: sinceridad en estado puro. Pocas veces se puede ver algo así. Puede que el resultado no guste o impacte tanto que cause la reacción opuesta a la buscada; pero hay que entrar en contacto con este tipo de ideas para que de alguna manera nos golpeen. No me importa nada que sea ficción, que abuse de la violencia o incluso que no sean del todo fieles a la realidad. Lo que de verdad me importa es que es una historia redonda, donde nos deja ver que puede ocurrir y ocurre que todo lo que no debería encajar en una sociedad encaja y lo que debería morir ahogado en su propia mierda sobrevive haciéndose más fuerte.

Anuncios

Un comentario en “Tropa de élite

  1. soy un ex soldado cuando ingrese a la fuersa crei que era el unico lugar donde se respetaba todo y que saldria a luchar contra toda esta mierda pero me decepcionaron y me sali haora solo espero una oportunidad para corregir esta mierda odio que los politicos corruptos y los bagos agan de este pais lo que quieran como lo dijo el che patria o muerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s