Un tonto a las tres

Estándar

Ayer, mientras estaba pasando un buen rato con mis amigos en el párking del Equinoccio de Majadahonda, una amiga me pidió que la acompañase al baño. Accedí y comenzamos a caminar hacia un lugar apartado y poco iluminado, sobre todo porque mi amiga es particularmente “tímida” y no está muy acostumbrada a ir al baño en público. Mientras caminábamos pasamos al lado de un coche en el que estaba apoyado un grupo de chicos. Cuando ya los habíamos sobrepasado uno, un genio, dijo: “No estaba buena”.

La cara de la guerra, Salvador Dalí. 1940

Yo no me di por aludida, porque no soy la típica chica que de lejos parece mona y de cerca es un horror. Yo ni de lejos. Por eso mi amiga sí que se dio por aludida. Pobre. Me preguntó, más bien alto, que si había odio lo que habían dicho. Dije que sí, pero que qué más nos daba. Ella seguía indignada y habló sobre su educación. De repente pensé lo siguiente: yo ni siquiera les había visto la cara, así que eran ellos los que se habían fijado en una de nosotras y habían hecho un comentario sobre ello.

¿Hay más desprecio que no hacer aprecio? Odio tirar de refranes, pero a veces resumen con precisión una idea, como en este caso. Los pobres chiquillos, vanidosos y en este caso desatendidos, decidieron dejar constancia de su opinión, su mala educación y falta de discreción.

La cuestión es que este tipo de comentario me pareció ciertamente ofensivo, pero no más ni menos que los piropos, sobre todo los bastos. Creo que fue más ofensivo que ni siquiera nos girásemos al escucharlo.

Anuncios

3 comentarios en “Un tonto a las tres

  1. Señor Verde

    Supongo que lo molesto de estas situaciones es el calificativo como si fuese carne de una persona.
    Aun asi a mi hay piropos albañileros que me resultan tremendamente comicos.
    “Estas tan buena que te comia la regla a cucharadas” me parece lo mas poetico desde la desaparicion del buen Garcilaso. n_n

  2. Por favor, Señor Verde! Qué osadía la suya!! Nunca hubiera esperado esto de usted!
    Siempre me pareció extra-ordinario ese “piropo”.
    Hay que ser cochino! Solo de trasladarlo de lo figurado a lo literal me dan arcadas.
    Un besazo y espero verlo más por aquí!
    MER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s