Cínica: cada vez más

Estándar

cínico, ca

(Del lat. cynĭcus, y este del gr. κυνικός).

1. adj. Que muestra cinismo (desvergüenza). Mirada, alegría cínica. Apl. a pers., u. t. c. s.

2. adj. Impúdico, procaz.

3. adj. Se dice de cierta escuela que nació de la división de los discípulos de Sócrates, y de la cual fue fundador Antístenes, y Diógenes su más señalado representante. U. t. c. s.

4. adj. Perteneciente o relativo a esta escuela.

5. adj. desus. desaseado.

De aquí voy a cinismo:

cinismo

(Del lat. cynismus, y este del gr. κυνισμός).

1. m. Desvergüenza en el mentir o en la defensa y práctica de acciones o doctrinas vituperables.

2. m. Impudencia (descaro, desvergüenza), obscenidad descarada.

3. m. Doctrina de los cínicos (pertenecientes a la escuela de los discípulos de Sócrates).

4. m. desus. Afectación de desaseo y grosería.

Y, como sé que la filosofía de los cínicos no tenía nada que ver con lo que hoy aludimos al referirnos a ellos, aquí una pequeña explicación tal y como aparece en la Wikipedia:

Reinterpretaron la doctrina socrática considerando que la civilización y su forma de vida era un mal y que la felicidad venía dada siguiendo una vida simple y acorde con la naturaleza. El hombre llevaba en sí mismo ya los elementos para ser feliz y conquistar su autonomía era de hecho el verdadero bien. De ahí el desprecio a las riquezas y a cualquier forma de preocupación material. El hombre con menos necesidades era el más libre y el más feliz. Figuran en esta escuela, además de los ya citados, Crates de Tebas, discípulo de Diógenes, su esposa Hiparquía, y Menipo de Gadara.
Por otra parte, el uso moderno sugiere la definición de cínismo como la de una disposición a no creer en la sinceridad o bondad humana, ni en sus motivaciones y acciones, así como una tendencia a expresar esta actitud mediante la burla y el sarcasmo.

Pobres cínicos, qué mala imagen ha dado de ellos el tiempo y el mal uso de la memoria.

¿Que por qué soy cada vez más cínica? Imagino que puede ser por lo de la desvergüenza a la hora de mentir y por la creciente procacidad, manifestada en el atrevimiento. Cada vez hago más cosas que antes creí que hiciera.

El otro día una amiga me dijo que mi actitud ante algo había sido cínica. Mal uso de la palabra. En realidad creo que quería decir hipócrita. Eso sí. Cuando me dijo que había sido cínica me sorprendió, no por la palabra ni porque me lo tomase como una ofensa. Me gusta que me llamen cosas que suenen bien, aunque sean feas. Me sorprendió porque yo tenía en buena estima a los cínicos y ella lo dijo en tono de reproche ligero. Me hizo quedarme con la palabra en la cabeza. De nuevo, pobres cínicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s