Daim

Estándar

Joe, ¡cuán olvidado tengo el blog últimamente!

Para compensar la ausencia, voy a hablar de algo dulce, muy dulce. Daim.

Puede que esa palabra, que por cierto es el nombre de una chocolatina de la marca Kraft, no os suene de nada. A mí tampoco me sonada hasta que llegué al hotel en el que nos hospedamos en Davos (Suiza) y allí, sobre la almohada, había una pequeñísima chocolatina roja. La abrí rápidamente -como me pasa siempre con el dulce, prácticamente salivaba- y me la comí.

Nunca había probado nada tan delicioso. Era perfecta. El chocolate con leche se deshacía rápidamente para dar paso a un intenso sabor de caramelo y algo más que me costó más identificar. Eran almendras, en trocitos muy pequeños, tan pequeños que pasaban casi desapercibidos. Alucinante.

Pues bien, me gustó tanto la chocolatina que me dediqué a buscarla por todo Davos durante el tiempo que estuvimos allí. Tras haber visitado todas las tiendas y supermercados, llegué a la conclusión de que la edición mini solo la tenían en el hotel, porque la única que encontré fue la de una onza.

No me iba a volver a España con Daim solo en la memoria, así que también compré varias chocolatinas de tamaño normal para que las probasen en mi casa. Aquí somos todos muy chocolateros y probar cosas nuevas es una de nuestras grandes aficiones. Lo mismo ocurrió hace años cuando volví de Dublín con varios Aero en la mochila.

Pues bien, cual es mi sorpresa cuando llego al aeropuerto y los encuentro. Ahí estaban: mi oscuro -y con leche- objeto de deseo en bolsa y en tamaño mini. ¡Qué delicia! Una bolsa fue todo lo que pude comprar con el poco suelto que me quedaba en francos. Lo gasté todo, pero qué bien gastado.

Ahora mismo, a modo de ritual, me estoy comiendo la última que me queda. Sí, han pasado más de tres meses y aún me queda una. Solo una.

Pero eso ya no me preocupa y es que en el Supercor de al lado de casa los han empezado a vender. Pregunté y los habían traído hace menos de 15 días. Bendita casualidad. Bueno, la verdad es que me había enterado de que en Ikea también los venden y es que Daim es una chocolatina que nació en Suecia en 1953. Si ya digo yo que los nórdicos están hechos de otra pasta.

Solo sé que si las probáis, vuestra relación con las chocolatinas no volverá a ser la misma.

Anuncios

2 comentarios en “Daim

  1. sara

    EXQUISITO!!

    tuve la suerte de probar esta chocolatina el verano pasado en francia. Lo mejor fué con el mc flurry en mc donald´s… jeje pero a la vuelta pronto se acabaron mis reservas i hasta hace poco todavia soñaba con mi mc flurry con daim… peeeeeeroo… el otro dia en el super… LO ENCONTRE!! jaja menudo vicio!! fuera gym y fuera historias qe un bocado asi… no se come todos los dias 😉 el caso es qe en españa poc gente lo conoce y no saben lo qe se pierden…

    PD: NO APTO PARA GOLOSOS

    CIAU

  2. Chiqui

    Es verdad el Daim es un chocolate que algo tiene que no te deja escapar vivo en Miami y solo en Ikea vendian los chocales, viaja mas de 30 minutos solo para comprarlos y esconderlos en casa, son una delicia… No puedo dejar de buscarlos!
    Los comprare via internet ya que Ikea los dejo de traer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s