¿Obstinada yo? ¡Obstinada tu madre!

Estándar

El otro día estábamos en clase de Empresa Informativa viendo los perfiles que pueden adoptar las personas a la hora de enfrentarse a una reunión. Algunos perfiles que seguro conoceréis o habréis visto son el del pasota, el sabelotodo, el callado, el discutidor, el locuaz, el opositor, el positivo y, por último, el obstinado.

Como a veces somos un poco cabroncetas, empecé a hablar con las compañeras que ese día estaban en clase y les propuse un juego: ponerle nombre a esos perfiles. Nombre de algún compañero de clase, claro: alguien que todas conociésemos.

– Extraída del blog A Zoetrope.

Pues bien, solo pudimos poner nombre a uno de los perfiles: la obstinada. Y es que además de conocer a muy poca gente en clase, los perfiles son un poco cerrados y la única que cumplía todas las características y encajaba con un perfil era una chica.

Me encantaría decir su nombre, pero me lo voy a ahorar.

Primero, la definición de “obstinado/a” como perfil de una reunión:

Es aquel que tiene ideas fijas. Se recomienda aguantar y aprovechar posibles buenas ideas que puedan surgir.

Ahora, la definición de obstinado que da la RAE:

(Del part. de obstinar).

1. adj. Perseverante, tenaz.

2. adj. C. Rica, Cuba y Ven. Fastidiado, harto.

3. adj. Nic. Enojado, furioso.

La chica de atrás es así. No sabe mantener una conversación en la que alguien no comparta su punto de vista. Cuando algo así ocurre, se pone agresiva y a la defensiva, insulta a quien se enfrente a ella y menosprecia sus opiniones. Un ejemplo, durante una discusión sobre el matrimonio, ella criticaba a todas esas personas que, sin ser católicas practicantes o creyentes, se casaban por la Iglesia solo por convencionalismo. Ella estaba en contra de estas parejas. Comprensible, yo también. El problema fue su forma de defender esta idea. Cuando una compañera trató de exponer la situación de muchas parejas dentro de sus familias, que se ven forzadas a casarse por la Iglesia por contentar a sus padres; o simplemente que hay quien no le da valor a la idea de que sea la Iglesia y que solo quieren tener una boda convencional, con un traje blanco y un chaqué. Bueno, mientras su amiga y compañera de mesa argumentaba, la chica de atrás le espetó lo siguiente: “Cállate, idiota, que tú no sabes nada”.

Otro día le hizo algo semejante a otro compañero de fila: le gritó que tenía que ser tonto para seguir haciendo preguntas. Y eso que estábamos en una clase de dudas antes de un examen.

La chica de atrás se cree mejor que nadie, más lista y con unos valores superiores. No se puede sacar una buena imagen de estos dos casos concretos, pero es que es así siempre. Menosprecia sin miramientos a cualquiera, ataca directamente su inteligencia dejándolos desarmados, probablemente porque nadie espera que una persona sea tan maleducada.

Que sepas que me das asco y que espero que alguien te trate como tú tratas a tus pobres “amiguetes”. A ver si aprendes a relacionarte de manera saludable, inepta social. Obstinada.

Anuncios

2 comentarios en “¿Obstinada yo? ¡Obstinada tu madre!

  1. Señor Verde

    Joe la de entresijos que hay en el periodismo.
    PD:Tengo que recomendarte un libro de leguaje corporal en reuniones, que se enlaza mucho con esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s