Y una mierda

Estándar

Pobre aquel que se siente en un café en Londres, se pida un cafelito, se lo serivan amablemente y, una vez llegada la hora de pagar, el simpático camarero que te ha servido el café te trae la cuenta. Todo normal hasta que ves que el precio del café es de 100 dólares.

El buen señor, sorprendido y esperando que todo hubiese sido un error, pidió explicaciones. Peor fue el remedio que la enfermedad: el camarero le dio las explicaciones que él quería. El café que había tomado estaba hecho de caca de gato, curiosamente el mejor café del mundo.

Que no me lo invento, en serio, que lo he leído en un artículo en BBC Mundo cómicamente llamado “¿Le sirvo un… caca-fé?“.

Resulta que el café de marras, llamado “Café raro”, es un exclusico café hecho a base de mezclar el grano Jamaican Blue Mountain con Kopi Luwak. Los granos del Kopi Luwak, originarios de Indonesia, son el resultado de un proceso que comienza con el gato de Algalia ingiriendo esos mismos granos de café que, digiriéndolos y concluye con los mininos defecando esos granos. Y es así como obtienen todo su valor. El kilo se está vendiendo por unos 650 dólares el kilo.

Alguno pensará que él mismo puede hacer el mismo proceso y forrarse. Pues no es tan sencillo. Y es que los felinos caga-oro viven entre los arbustos de las plantaciones de café del sureste asiático y se alimentan solo de los mejores granos de café. ¡Serán sibaritas! Y no queda ahí la cosa, encima tienen una enzima en su sistema digestivo que tiene un efecto especial sobre los granos de café.

El fragmento siguiente está reproducido tal y como aparece en el artículo de la BBC:

David Cooper, quien creó la mezcla para un café de un centro comercial de Londres, explica que “estos singulares cafés son tostados a mano lentamente, durante aproximadamente 12 minutos, para obtener el máximo potencial de cada grano”.

“El color final del tostado es bastante oscuro, para asegurar que el expresso es el ideal para un suave café con leche o un capuchino”, agrega.

En abril, todas las ganancias por las ventas del Café Raro en el Peter Jones de la plaza Sloane, irán a parar a las arcas de la organización benéfica Macmillan Cancer Support.

Por lo menos, el que se lo beba lo hace por una causa noble, ¿no?

Yo veo a una persona bebiéndose eso y creo que me saldría un gesto a lo Nelson y la risa que lo sigue naturalmente.

Anuncios

Un comentario en “Y una mierda

  1. Bueno, dudo que haya mucha diferencia entre el caca-fé y el café que habitualmente sirven en algunas cafeterías de Londres, como no sea el precio. Dios mío, ¡qué asco!

    Un saludo,

    Samuel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s