Madrid – París

Estándar

Como diría alguna compañera del equipo de voleibol: “¡Estás de un viajón!”.

No paro. Ya os lo dije: este mes tenía varios planes y todos ellos implicaban salir al extranjero. Pues bien, ahora ha llegado el turno de París, la ciudad de las luces.

Me voy hoy. El vuelo sale a las 17:00. Volvemos el jueves, así que van a ser 4 días de locura total de nuevo. ¡Cómo me gustan estos viajes!

Una de las mejores cosas que ya ha tenido este viaje ha sido la reserva. Estaba yo un jueves en la Facultad, comiéndome un bocata de lomo y haciendo tiempo hasta que empezase Información Cultural. Era la primera clase, así que no podía faltar, aunque luego habíamos quedado para despedir a Lara, que se iba a vivir a Nueva Zelanda. Mientras comía y esperaba me dio por mirar el móvil y justo en ese momento me estaban llamando.

– Mery, nos vamos a París. Estamos sacando los billetes. 15 euros ida y vuelta. Con tasas y todo unos 30. ¿Te vienes?.

– Claro, pero en qué fechas será.

Y ahí se acabaron mis ilusiones, porque me dijeron que se iban en fin de semana y como trabajo era completamente imposible. Dije que no podía y quedamos en vernos en un rato.

Cuando salí de la clase fui a Las Rozas, paré a comprar un regalo para Lara y luego me dirigí a una cervecería en Las Matas. Solo había llegado Lara quien me estuvo contando una bronca que habían tenido esa mañana ella y Eva con un hombre y su mujer porque le habían dicho a Eva que era una cerda con las bragas sucias. Se habían pegado y todo. Al rato llegaron Fran y Chavi. Nos tomamos unos tintos de verano y salió el tema de París. Al final habían cogido otras fechas, entre semana. Magnífico. Hicimos un sinpa en el bar porque lo vimos fácil y la chica nos había tratado como el culo. Salimos corriendo, fuimos a los coches e hicimos algo de tiempo hablando y posponiendo todo lo posible el momento de la despedida.

Nos despedimos y cada uno se fue para su casa. En cuanto llegué, encendí el ordenador, abrí la página de Rumbo, vuelo a París, vuelo de vuelta a Madrid, confirmo horarios. Ya está. Todo hecho. Un poco más caro, pero aún así barato.

Eso ocurrió ya hace casi dos meses. Dos meses en los que este viaje siempre ha estado ahí, rondándome. Tenía ganas ya de ir a París en serio y no como cuando tenía 13 años. Ya ha llegado el momento. Me voy.

A la vuelta os contaré qué tal, como se está conviertiendo en costumbre. Durante estos días no creo que pueda actualizar el blog. Me disculpo anticipadamente.

Anuncios

Un comentario en “Madrid – París

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s