Fenómenos de Internet

Estándar

El otro día mi hermano me hablaba de Leeroy Jenkins, un jugador de World of Warcraft que se hizo archifamoso por una partida en la que participó. Leeroy, que no estaba muy al loro de lo que se estaba cociendo en el juego, sino de las sobras de pollo que estaba calentando, era miembro de una hermandad que se disponía a librar una importante batalla. La hermandad está planeando la estrategia que van a seguir cuando, repentinamente, el personaje de Leeroy, un paladín humano, se levanta del suelo y sale corriendo enfervorecido a la batalla.

Aquí la versión anuncio de Mastercard del vídeo:

Leeroy se hizo famoso por esta partida que fue grabada por un compañero de hermandad. La cuestión es que al hilo de la historia de Leeroy, mi hermano y yo empezamos a pensar en otros fenómenos de Internet: esos personajes, vídeos o fotos que de la noche a la mañana cobran una notoriedad insospechada. Son un fenómeno muy curioso, porque generalmente su fama crece por el boca a boca, que en Internet es algo así como verlo en una página y luego reproducirlo en la tuya. También ayudan algunos programas de televisión que se valen de estos recursos para rellenar espacio, como es el caso de Miki Nadal en su sección “Soy el que más sale en televisión del mundo” en Sé lo que hicistéis.

Sin ir más lejos, el sábado estuvimos viendo el vídeo del pagafantas, que ha sido retirado de Youtube. Bueno, solo la versión extendida. Nosotros nos la bajamos completa del Ares. ¡Qué grande el pagafantas! Y así cienes de ellos.

Otros casos que pensamos y que son más que conocidos son los vídeos del grupo OK Go, el dancing baby, los goatses que tanto asco le dieron a mis compañeras de clase, los Happines y “Amo a Laura“, el Koala, el vídeo de 2girls1cup, la tubgirl, el niño alemán cabreado, el chaval de La Guerra de las Galaxias, la dramatic squirrel que a mí tanto me gusta, etcétera, etcétera, etcétera. Pues bien, todos ellos están recopilados en el artículo de la Wikipedia denominado “Internet phenomena“, en la edición inglesa; y “Fenómenos de Internet“, en la edición en castellano. No tiene desperdicio en ninguno de los dos casos y si queréis perder el tiempo rememorando viejos y buenos momentos son un filón.

Anuncios

3 comentarios en “Fenómenos de Internet

  1. Dexter

    Si tuviéramos que hablar de fenónemos en la red…no pararíamos, !! hay un montón ¡¡. Y sino, ¿gracias a que medio se dió a conocer el Koala y su Opá vi a hacé un corrá?

    I love yor blog ¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s