There will be blood – Pozos de ambición

Estándar

“Soy un falso profeta y Dios es una superstición”

Pozos de ambición (There will be blood) es una película extraña y creo que se debe a que en realidad son dos películas en una. Y es que el argumento de la cinta mezcla dos líneas claramente definidas aunque relacionadas, eso sí, en el petróleo y la ambición.

Por un lado está la película protagonizada por Daniel Plainview (Daniel Day-Lewis), un hombre trabajador que sabe todo sobre la extracción de petróleo y que se ha enriquecido a base de sudor, esfuerzo y alguna triquiñuela que otra. Es ambicioso, pero ésa es la única forma de progresar en la vida: querer más. A sus éxitos económicos se contrapone su total fracaso como padre adoptivo y como persona, sobre todo por desconfíar de todo bicho viviente.

Por otro lado está la historia de los hermanos Sunday, Paul y Eli (Paul Dano), gemelos. Paul es el primer vínculo entre Little Boston, el pequeño pueblo de California en el que vive con su familia, y el señor Plainview. Paul se pone en contacto con Daniel y le “vende” su pueblo al ofrecerle la información sobre la cantidad de petróleo que hay bajo sus tierras. Eli es algo así como el párroco del pueblo, el cabeza de la Iglesia de la Tercera Revelación, un predicador del tres al cuarto al más puro estilo de los telepredicadores actuales: la suma de espectáculo más públicos receptivos da como resultado notoriedad y cierto poder sobre los feligreses.

Por eso, la película me ha extrañado, porque se pasa 155 minutos en una lucha constante entre el poder y la gloria. La referencia es clara: no he dejado de pensar en el libro El poder y la gloria de Graham Greene desde que Daniel llega al pueblo y planta cara a Eli el día de la puesta en marcha de la extractora. Y esa sensación ha crecido con la paliza de Daniel a Eli por sus falsas capacidades curativas, con el sangrante bautizo de Daniel y al final, con la vuelta de Eli y lo que Daniel le hace repetir hasta la saciedad. Es así, constante, un toma y daca. Cuando uno tiene más poder es siempre a costa del otro. La lucha entre el poder eterno y el terrenal que termina por no dar la razón a ninguno de ellos. Ambos poderes son malignos si no se manejan con juicio.

Creo que a la cinta le sobra media hora de metraje porque hay partes que rompen con el ritmo pausado y el tono sobrio del conjunto.

Ha habido momentos grandes como aquel en el que Daniel se pone una servilleta en la cara para hablar y que su hijo no pueda escuhar lo que dice. Y otros terriblemente histriónicos como el que transcurre en la iglesia mientras Daniel está siendo bautizado y sufre la humillación de un paleto de pueblo con ínfulas divinas.

El director de la película es Paul Thomas Anderson, del que seguro conocéis Punch-Drunk Love, Magnolia o Boggie Nights.

Respecto a Daniel Day-Lewis y su actuación, me parece bastante buena, aunque no sé si tanto como para llevarse el Oscar. La gente comenta que ésta vez se lo lleva, pero yo creo que como ya tiene uno y la interpretación no es para tanto, se lo va a llevar Johnny Depp. También he escuchado que su actuación aquí se parece a la de Gangs of New York, pero estoy en desacuerdo. Es cierto que a veces recurre a ciertos gestos que ya se vieron en esa película, pero es normal en un actor: son la misma cara, nariz, ojos. Pero rompo una lanza a favor del actor porque en esta película interpreta a un personaje con más facetas, más complejo; no simplemente a un loco carnicero que se pasa horas gritando y asesinando. Este es un personaje más trabajado y se nota.

Por otro lado, Paul Dano está bien, pero no sé si a la altura de la película en algunos momentos. Y no es culpa de su actuación, es de su voz, porque a veces cuando grita le salen gallos y, aunque podría reforzar su imagen de pusilánime, chirría un poco.

Bueno, ved la película y luego me contáis, aunque creo que más de uno, si no va animado y con ganas de ver más allá, se quedará dormido en la sala.

Anuncios

Un comentario en “There will be blood – Pozos de ambición

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s