Casino Royale

Estándar

Uhmmmm! Grata sorpresa, aunque no tanto como esperaba.

Bond, James Bond. Este es el asunto de hoy: Casino Royale.

Sé que llega tarde, casi dos años después de su estreno, pero es que las pelis de Bond no me atraen nada desde que hace 13 años (1995) fuese a ver al cine Golden Eye y me pareciese una fantasmada. No he visto ninguna otra, así que no tengo una opinión ni un concepto formado sobre esta saga, por no decir género, ya que las películas de Bond son consideradas por sus fans como únicas, irrepetibles.

La película me pareció bastante interesante, más aún si te consigues meter en la trama, porque es cierto que si no es así, las numerosas escenas de acción, sobre todo las del principio, pueden sacarte de la historia. Bond, encarnado en esta entrega por Daniel Craig, es un espía recién salido de la academia que se enfrenta a su primera misión: cazar a un fabricante de bombas escondido en Madagascar. Las cosas se descontrolan y, tras una larga y espectacular persecución, termina en la embajada de Nambutu, pistola en mano y disparando a los guardias para salvar su vida. Bond es captado por las cámaras de la embajada, dejando al descubierto la misión secreta del Gobierno inglés. La prensa se ceba con el agente y M (Judi Dench), la jefa de James, se plantea rescindir de sus servicios a la Corona. Bond, valiente e independiente como él solo, pasa de todo y sigue investigando la relación entre el fabricante de bombas y una red terrorista dedicada a invertir el dinero de señores de la guerra y sacarles pingües beneficios, gracias a las habilidades en el sector de la banca de Le Chiffre (Mads Mikkelsen).

Es una cinta muy dinámica y trotamundera: no paramos en un fantástico lugar del planeta para viajar acto seguido a otro emplazamiento de lujo. Así, pasamos por Madagascar, Bahamas, Miami, Montenegro y Venecia que recuerde ahora. Y los coches, ¿qué podemos decir de los coches? Sencillamente impresionates. Sobre todo el Aston Martin DBS que la agencia le deja una vez en Montenegro, todo equipadito con artilugios como un desfibrilador.

El dinamismo también lo demuestra en la trama, ya que no se queda en un desarrollo sencillo y previsible, sino que va más allá y explora nuevas vías, como la doble traición o los malos con jefes más malos aún a los que conocemos desde hace tiempo; y en la combinación de escenas de acción y momentos pausados, cautos e, incluso, arrogantemente tranquilos, muy acordes al caracter de James.

Me gustó mucho de la peli el uso que se hace del póker, de los conocimientos de psicología, matemáticas y estadística que hay que aplicar para desarrollar un buen juego. El Texas Hold’em tiene un papel importante en el desarrollo de la historia y en las relaciones que los personajes establecen entre sí. Mítica escena aquella en la que James conoce a Vesper Lynd (Eva Green) y mantienen una conversación analítica para “conocerse” o, más bien, juzgarse por las apariencias y las pocas palabras que han cruzado hasta el momento.

No puedo dejar de hablar del actor protagonista, Daniel Craig, principalmente porque todo el mundo dudó de él y de su capacidad para enfrentarse a un papel sometido a tanta presión como Bond. Está sobresaliente en el papel, lo que no significa que sea buen actor; sino que da de lleno en el personaje que interpreta, dotándolo incluso de cierta apariencia de misterio y superioridad intelectual. Pierce Brosnan solo conseguía parecer un poco pícaro.

Anuncios

2 comentarios en “Casino Royale

  1. La peli me gustó pero creo que en ésta pierde un poco de encanto del personaje creado por Ian Fleming, quiero decir, Bond no sangra, siempre va peinado, y nunca ganaría al Poker por saber jugar bien sino porque tiene algún gadget que le permite ver a través de las cartas.

    De todos las escenas de acción son muy buenas, la del DB9S espectacular y el Aston Martin del 68 que aparece me dejó sin respiración (creo que sale en una de Sean Connery).

    Besico

  2. A mi la peli me gustó muchísimo, pero es que yo soy de esos fans que hablas que opinan que las pelis de Bond son irrepetibles xD

    Daniel Craig me dio mucho miedo, yo era de los que pensaba que sería una cagada pero no cumple mal aunque sigo prefiriendo a Connery y Brosnan.

    Por cierto, para quien no sea muy aficionado a la saga le diré que tooooooda la película está plagada de guiños a la saga. El Aston Martin del principio, el reloj, ciertas frases de Monneypenny… practicamente todo.

    Mucha gente se ha quejado de la actitud de este Bond, pero me parece correcta teniendo en cuenta que todavía no era 007, a raiz de la experiencia de esta película se supone que se forja el carácter que realmente tiene James Bond en el resto de la saga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s