¿Puedo odiar más a la SGAE?

Estándar

No me gusta odiar. Ni siquiera la palabra odio. Pensaba que nunca sentiría algo tan fuerte contra una persona o entidad como para poder utilizarla. Bueno, pues hoy he leído la gota que ha colmado el vaso y definitivamente afirmo: ODIO A LA SGAE.

Leo en El País, en su edición digital, la siguiente noticia:

Tres compañías de transporte escolar son condenadas por poner música en sus vehículos

La SGAE recuerda que una tasa grava desde 2000 llevar equipos de audio y vídeo en los autocares

La Audiencia de Zaragoza ha condenado a tres compañías de autobuses dedicadas básicamente al transporte escolar en Aragón por pinchar música en sus vehículos sin pagar las cuotas correspondientes a la Sociedad General de Autores (SGAE). Las empresas Samar, Muro y Hediaz, que ofrecen sus servicios a diferentes colegios, no habían pagado las cuotas previas, por lo que han sido obligadas a indemnizar a la SGAE con 6.429 euros, además de las costas judiciales por los recursos presentados.

Para la SGAE se trata simplemente de una sentencia más por el impago de una tasa que grava desde 2000 a todos los autocares que llevan equipamiento de audio y vídeo. Esta tasa es de 1.474, 12 euros (más IVA), y se paga de una sola vez cuando se matricula el autocar, cubriendo toda la vida de éste.

“Es como si le cambian las ruedas y la compañía luego no las paga. Se trata de una tasa establecida y acordada con las principales patronales de autocares de línea y transporte de viajeros”, ha indicado a EL PAÍS Ignacio Casado, responsable de la SGAE en Aragón.

Otra de las empresas incluyó entre sus alegaciones el hecho de que los aparatos de reproducción audiovisual de su flota, en los cuales “negó el uso del repertorio gestionado” por la SGAE, venían de serie y no fueron instalados por la compañía como elemento atractivo en sus acciones publicitarias. Sin embargo, la sentencia de la Audiencia, adelantada por El Periódico de Aragón, señala que “la existencia de tales aparatos en los autobuses presume que se lleva a cabo la difusión o comunicación pública de obras de autores cuyos derechos gestiona la sociedad demandante”.

El responsable de la SGAE ha confirmado la sentencia pero le ha restado importancia. Ha aclarado que esos autocares no sólo se dedican al transporte escolar sino que hacen otras actividades como rutas de trabajadores de General Motors, aunque en ningún caso están eximidas del impuesto que se paga por llevar el equipamiento. “Las empresas son libres de no equipar sus autocares con vídeos y entonces no pagan un euro”, ha indicado Casado, que ha añadido que ninguna de las empresas ha recurrido el fallo y que incluso una de ellas (Hediaz) ha pagado ya la condena.

Me pregunto como una empresa, porque la SGAE no es más que una puñetera empresa con ánimo de lucro, puede tener tantísimo poder y tanta libertad para hacer lo que le salga de los mismísimos cojones como para conseguir que se aprueben leyes tan absurdas como esta y la del cánon digital (PUTO CÁNON DIGITAL). No me entra en la cabeza cómo esta puñetera empresa, formada solo por algunos artistas (y no todos, solo los “listillos”) se está embolsando anualmente una pasta que pagamos todos los españoles. ¿Cómo se le ha ocurrido a alguien que le paguemos un cánon a una empresa? ¿No es eso completamente anti libertad de mercado? ¿Qué pasaría si otro grupo de artistas formase una sociedad diferente y también quisiese un cánon? ¿Cómo coño se apañaría el estado en el que vivimos, que ha metido la pata hasta el corvejón, para satisfacer a dos empresas con iguales derechos?

Lo que no tiene sentido ahora, no lo va a tener en un tiempo. No nos vamos a acostumbrar a pagar a una empresa por algo que no le corresponde, siempre presumiendo que vamos a cometer un delito: grabar canciones y películas descargadas de Internet, difundir públicamente obras de autores con derechos gestionados por la empresa, etcétera.

Esta parte en concreto del artículo me ha matado:

Sin embargo, la sentencia de la Audiencia, adelantada por El Periódico de Aragón, señala que “la existencia de tales aparatos en los autobuses presume que se lleva a cabo la difusión o comunicación pública de obras de autores cuyos derechos gestiona la sociedad demandante” .

¿Pero es que tampoco pueden poner la radio? Me cago en la madre que me parió, serán cabrones, manipuladores, pesetas.

Anuncios

3 comentarios en “¿Puedo odiar más a la SGAE?

  1. Esta misma noticia la publiqué hace poco yo también en mi blog… y es que es increible a la par que desesperante ver como todos somos culpables hasta que se demuestre lo contrario. Inadmisible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s