Juerguistas y golfos

Estándar

En el trabajo siempre tengo tiempo para hojear los suplementos dominicales de todos los periódicos y uno que tengo por partida doble es el Magazine, porque lo dan con La Razón y con La Vanguardia. Es en este suplemento en el que Lucía Etxebarría tiene una columna llamada “Simpatía por el débil”, qué recuerda al mítico título de la canción de The Rolling Stones, “Simpathy for the Devil”; pero con el pequeño cambio de suplemento.

Pues bien, en este espacio el día 2 de diciembre de 2007 leí una historia que me pareció sorprendente y alertante a partes iguales.

Lucía contaba que dos de sus conocidas, una de 27 años y otra de 36 años, le habían contado en un breve lapso de tiempo dos historias semejantes, ambas con el alcohol como protagonista.

La primera de ellas le había relatado como tras una noche de copas subió a un taxi completamente borracha. Dentro del taxi vomitó y al llegar a su casa, el taxista la ayudó a subir. A la mañana siguiente despertó al lado del taxista sin recordar nada más y pensando que ese hombre podía ser su padre.

La segunda le contó que, bajo los efectos del alcohol, había conocido en un bar a un chiquillo marroquí que podría se su hijo y que también despertó a su lado.

Lucía apostilla que en ninguno de los casos había un condón en el dormitorio.

Cuando leí esto se lo comenté a mis compañeras de programa. Una de ellas me dijo que no sabíamos lo que la primera chica le habría dicho al taxista para que este subiera y se quedara, más que nada porque no recordaba nada salvo lo que ya había comentado. Creo que intentaba exculpar al taxista, pero de todas formas, viendo a una chica en ese estado y reaccionando de esa manera, estaba claro que el tipo quería pinchar.

Lección de Lucía del día: madurad. Nos pide que dejemos de ser peterpanes enganchados al alcohol y las drogas como forma de superar las frustraciones que con la edad se van posando en nosotros. Bueno, prefiero la historia a la lección repleta de moralina, pero algo es algo.

Anuncios

3 comentarios en “Juerguistas y golfos

  1. Ferran

    Cuanta razon tiene Lucia, es una verdadera pena lo que sucede hoy dia i realmente pasa mucho mas de lo que nos pensamos, yo vivo en una localidad de no mas de 8000 personas i me da autentico asco salir a tomar algo i ver como el personal se destroza la vida de esa manera, i cuando les dices algo te dicen que eres un amargado i aguafiestas quedandose perplejos cuando les dices que a mis 32 años no he probado ni una sola vez las drogas incluso algunos ni se lo creen, solo me queda decir que me alegra que todavia hayan personas jovenes que piensan como yo, aunque cada vez menos. Gracias.

  2. Buah, me parecen unos inmaduros todos aquellos que dicen eso de que quien no se coloca es un amargado y/o un aguafiestas. Sin duda es mucho más importante la actitud que lo que te hayas tomado.

    Un saludo y gracias!

    MER

  3. Ferran

    Yo tengo mi conciencia tranquila pero desde luego la cosa esta tan desmadrada que asusta i a veces te parece que los raros seamos nosotros que vamos simplemente a pasar un buen rato i dialogar como personas i no comportarnos como verdaderos neandertales…….muchas gracias i un saludo desde Girona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s