Redacted de Brian De Palma

Estándar

Redacted es el término en inglés para aludir a los documentos que han sido censurados. Redacted es ahora el título de la película de voluntad agitadora que ha dirigido Brian De Palma.

¿Alguna visteis las noticias en la televisión y cambiasteis de canal, mirasteis hacia otro lado o comentasteis algo en alto del estilo de “Pero, ¡Dios mío!”? Pues eso es lo que De Palma consigue, pero durante una película de 90 minutos. No es que todo lo que se vea en la cinta sea desagradable, pero sin duda es sorprendente. Conocer cómo conviven los soldados, en qué condiciones, cómo interactuan, cuáles son sus misiones diarias. También era de imaginar que había capullos, como en todos lados. Hijos de puta inhumanos que solo se preocupan por liberar su polla, sin importarles que para ello haya que violar a una chica inocente y matar a su familia al completo.

“La primera baja de una guerra es la verdad”

La película tiene personajes ficticios y cuenta una historia basada en la realidad, pero no real por completo; porque nadie sabe qué ocurrió en realidad, salvo los soldados implicados y el juez que los juzgó. El hecho real en el que se basa la película es la violación y posterior asesinato de una joven iraquí de Samarra. La chica se llamaba Abeer Qasim Hamza y tenía solo 14 años. Hay muchos artículos publicados sobre la matanza que tuvo lugar la noche del 12 de marzo de 2006, como este en Time, en la Wikipedia inglesa o en The Washington Post.

Redacted nos sitúa en Samarra, Irak, en un campamento del ejército norteamericano. Dentro de este campamento conocemos a cinco soldados que será en torno a los que gire la acción: Reno Flake, un bala perdida, hijo de ludópata y que se cree una especie de soldado inmortal e irremplazable; Blix, pasa de las locuras de los demás soldados, es culto, pasa el tiempo leyendo y es el más reflexivo; McCoy, ha dejado a su mujer en EE. UU., parece el más responsable y serio, aunque luego demuestre dejarse llevar más de lo deseado; Angel Salazar, es el que lo rueda todo y por eso toma una relevancia peculiar, además está en el ejército para ahorrar y poder pagarse la Escuela de Cine; y B. B. Rush, idiota, endiosado, engreído, solo sigue los designios de su miembro viril, lo cual dice todo sobre su cerebro. Es dominante, mandante e intransigente. Es el responsable de la masacre, aunque no el único culpable. Todos los actores son caras poco o nada conocidas, lo cual permite con mayor facilidad el pensar que son en realidad soldados americanos.

Por otro lado, para completar los puntos de vista y no monopolizar la historia desde la perspectiva militar, De Palma nos da acceso a cámaras de seguridad, a lo grabado por los insurgentes, a lo que ven y cómo lo ven algunas personas ajenas a la acción, como la mujer de McCoy o una chica que publica un vídeo de repulsa en Internet. Así, la película no deja de ser activa e intensa, aunque en ocasiones puede pecar de moralista, de redentora para todas las conciencias que miraron impasibles los hechos reales y que ahora se quieran quitar una espinita del pecho.

La recomiendo encarecidamente, aunque sea para imbuirnos de verdad en la guerra de Irak y no de la forma tan aséptica y casi higiénica con la que nos la presentan las televisiones todos los días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s