The Office

Estándar

Estoy viendo la segunda temporada de The Office y tengo que confesar que me encanta. Cuando terminé de ver la primera mi pensamiento fue “quiero más”, tal vez porque era muy corta, solo 6 capítulos. Ahora que estoy con la segunda afirmo que estoy enganchada.

Me gustan esas series y películas en las que hay más sensaciones y lenguaje corporal que palabras. Aquí el que más habla es el jefe, Michael Scott (Steve Carrell), quien no solo es políticamente incorrectísimo, un capullo del tres al cuarto y un fracasado, sino que también es adorable a su manera y un buen jefe, también muy a su manera…

La serie está hecha con la técnica del mockumentary o, como dicen en Vayatele:

“técnica [que] aprovecha un lenguaje conocido por el espectador como es el del documental y que todos tenemos asociado a la credibilidad y plasma así historias que sirven para analizar cuestiones de actualidad, abordando los asuntos más escabrosos desde el punto de vista de la comedia”.

El artículo de Vayatele está genial para conocer más sobre el género y porque da algunas claves, sobre todo al final, acerca de la verdadera finalidad del uso de un género tan peculiar.

En resumen: la serie parece ser un documental, pero no; sino que utiliza esa técnica para acercarse más a los personajes. De hecho, esta técnica provoca los mejores momentos: cuando los actores miran directamente a cámara, tratando de comunicarse con ella, de decir algo. El que más lo hace es Jim, pero también lo hacen Pam y Michael. Un momento memorable es aquel en el que Jan besa a Michael después de que éste la haya salvado del despido (después de haberla cagado y ponerla en esa tesitura con su jefe) y Michael mira inmediatamente después a cámara. No tiene precio.

Ya me gustó la técnica en Arrested Development y ahora me ha atrapado. Creo que también tiene que ver la brevedad de los capítulos, como ocurre con Me llamo Earl, porque en 20 minutos cabe una historia completa, pero te deja con ganas de más y más.

Michael Scott, como ya dije, es un buen jefe a su manera; pero también el peor jefe del mundo. Es buen jefe porque intenta ser amigo de sus empleados, algo que es adorable; pero es el peor jefe del mundo porque no tiene ninguna cualidad necesaria para serlo: no tiene capacidad de mando, carece de determinación a la hora de tomar decisiones, se gasta todo el dinero del presupuesto en fiestas, no tiene estudios (aunque no digo que sea algo esencial, pero ayuda). Y es que yo, si fuese jefa de alguien, sería igual: incapaz de despedir a nadie por miedo a que me odiasen o dejasen de quererme, muy poco diplomática, incapaz de dar órdenes, incapaz de exigir réditos, etc., etc., etc. Bueno, él también es un poco vago, no acata órdenes de sus superiores y pasa en general de todo.

Otra baza de la serie es la variedad de personajes y personalidades que hay en la serie. Tenemos al típico nerd absoluto, que vive en una granja y que se cree el segundo de abordo. Se las da de importante, pero no es más que el hazmerreír de la oficina. Ese es Dwight Schrute (Rainn Wilson). Luego está Jim Halpert (John Krasinski), eficiente, agradable, simpático, Michael cree que es un poco gay, todos se llevan bien con él, salvo Dwight, y está enamorado de Pam, la recepcionista. Pam (Jenna Fischer) es la primera persona que ves al entrar en la oficina. Tiene buena presencia y es adorable. Todos la aprecian, es también trabajadora y parece llevar más los pantalones que Michael, porque es ella quien le organiza y obliga a hacer el trabajo. Hay otros personajes interesantes, como el trabajador temporal, Ryan Howard, que además asiste a la Escuela de Negocios y sabe más sobre dirigir una empresa que Michael, lo cual no parece ser difícl.

Actualización:

Ésta es la mejor serie que he visto en la vida (con el perdón de Perdidos). Acabo de terminar la segunda termporada y confieso odiar las season finales, porque me dejan con tantas ganas de seguir viendo que me siento encolerizada! ¡Quiero más! Pregunta: ¿Por qué la tercera temporada está tardando tanto en bajarse? Jajajaja, soy como Dwight.

Actualización 2:

Acabo de encontrar esta magnífica recopilación de los 10 mejores momentos entre Jim y Dwight. Me parto. Solo un pequeña muestra de lo mucho que da de sí la serie. Creo que voy a tener que cerrar esta entrada y seguir con mi vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s