Las 13 rosas de Emilio Martínez Lázaro

Estándar

Las 13 rosas es la última película de Emilio Martínez Lázaro, a quien también conoceréis por El otro lado de la cama y su secuela, Los dos lados de la cama.

La película cuenta la historia de un grupo de chicas republicanas y socialistas de Madrid que al finalizar la Guerra Civil española continuan con sus actividades de lucha contra las desigualdades y por la libertad. Es un momento peligroso porque la represión franquista comienza a hacerse patente. Se avecina el Desfile de la Victoria y la Guardia Civil y la Falanje tratan de evitar un teórico atentado contra el Caudillo. Las chicas, sin conocer la intranquilidad de la situación, salen a la calle a tirar octavillas que rezan “Menos Franco y más pan blanco”. Son vistas, perseguidas, capturadas; y por ello encarceladas y juzgadas.

La película, para mi gusto, comienza un poco floja, pero solo el principio, principio, cuando Virtudes (Marta Etura) y Carmen (Nadia de Santiago) están dando una especie de mitin. Como oradoras no valen nada, por eso no consiguen enganchar. Justo después, cuando acaba su escena, ya te metes en la historia. Comienzas a saber qué está ocurriendo, quiénes son las chicas y a qué se dedican.

La historia transcurre tranquila, con tiempo suficiente para conocer a las protagonistas. Luego, al margen del grupo central está Blanca (Pilar López de Ayala), una mujer joven y guapa, casada con un músico, Enrique (Asier Etxeandía) con el que tiene un hijo adorable. Ella es católica, votante de partidos de derechas y, por la fuerza de la amistad, se ve también envuelta en las detenciones por el teórico plan de atentado a Franco. Por cierto, que Asier me parece un actorazo y un artista enorme: canta, baila y actúa con mucho sentimiento y profundidad.

Las 13 rosas cuenta con sencillez, lo que le confiere cierta crudeza, la tremenda injusticia que supone una dictadura, lo maligno que es el control absoluto de la vida de las personas y la ausencia de libertad. Sobre todo, cuando las víctimas de esa injusticia son chicas jóvenes, algunas de ellas menores de edad, con tanta vitalidad y ganas de luchar por la verdad y la justicia que da rabia.

La cinta tiene algunos momentos grandes, como aquel en el que, ya en la carcel, las chicas tienen que decir “España, una; España, grande; España, ¡LIBRE!”. Libre, ¡qué énfasis!

De igual manera, tiene ciertos deslices y algunos momentos de solemnidad que no encajan con el tratamiento austero de la historia. Uno de ellos es el final, con Blanca (Pilar López de Ayala) leyendo la carta que le había escrito a su hijo antes de ser fusilada. Es bonito, pero no encaja, simplemente.

Bueno, id a ver la peli, que está bastante bien. ¡Ah! Que no se me olvide decir que Verónica Sánchez hace un papelón, que está genial como Julia y que tiene escenas muy duras de las que sale no solo airosa, sino muy fuerte.

Anuncios

Un comentario en “Las 13 rosas de Emilio Martínez Lázaro

  1. La peli me gustó, pero no me llegué a meter dentro de la historia. Al contar varias historias no me llegué a enganchar del todo, aún así me gustó.
    Lo que me no me moló nada fue el doblaje de los actores extranjeros, ¿porqué no contratan a españoles o que hablen en español?
    Por último todas están geniales.

    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s