Hairspray de Adam Shankman

Estándar

Hairspray es el último musical de Hollywood que adapta un musical de Broadway, que a su vez fue una película de 1988 (Hairspray de John Waters).

Este musical nos cuenta la historia de Tracy (Nikky Blonsky), una joven de Baltimore enamorada de la vida y del baile, sobre todo cuando tiene lugar en el programa de televisión de Corny Collins.

El programa, en el que aparecen los jóvenes más guapos y más interesantes de Baltimore bailando, sufre las presiones y manipulaciones de la directora de la cadena, Velma Von Tussle, encarnada por Michelle Pheiffer y caracterizada por su racismo y xenofobia. Cuando una de sus bailarinas debe dejar el programa durante 9 meses por haber sido un poco díscola, se abre un casting para captar una nueva bailarina y ahí es donde Tracy ve su oportunidad. Su aspecto y sus opiniones sobre la integración de la comunidad negra le valen una patada en el culo. Casi simultaneamente Tracy conocerá a los bailarines de “The Negro Day”, un programa como el de Corny Collins, pero enfocado a la comunidad negra; y al hijo de la presentadora del show, Seaweed (Elijah Kelley), con el que congeniará hasta el punto de hacerla debutar en uno de sus programas. A las ganas de bailar de Tracy se suma su amor juvenil por Link Larkin, encarnado por Efron, Zac Efron; la resistencia que opone su madre, Edna Turnblad, grandísimo John Travolta travestido, a que Tracy luche por sus sueños; y el apoyo aférrimo que le da su padre, Wilbur Turnblad, en la piel de Christopher Walken.

Decir que es un musical que no solo se conforma con hacernos pasar un rato agradable con sus bailes espectaculares y las actuaciones vocales de los protagonistas; sino que además habla principalmente de integración, de respeto y amistad, de superar el miedo a lo diferente y mirar al futuro con esperanza y sin perder las ganas aunque el horizonte no sea prometedor. Merece la pena verla solo por los números en los que aparece Travolta, quien está sobresaliente tanto cuando actúa, como cuando baila; con una agilidad que recuerda a sus tiempos mozos y un encanto enternecedor, principalmente cuando vuelve a salir a la calle después de más de una década. Genial.

Todos los actores cantan y bailan, ya que el director, Adam Shankman, también coreógrafo, no quería utilizar dobles, sino explotar todo el talento de sus actores y ahí está el resultado. Añadir que este ha sido el primer papel de Nikky Blonsky, quien superó un casting de más de 1.000 chicas de EE. UU., Canadá, Reino Unido y Australia; ganándose a los seleccionadores con su encanto y su cara rebosante de vida.

Anuncios

4 comentarios en “Hairspray de Adam Shankman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s