¿Generosidad o megalomanía? Historia de un desbloqueo

Estándar

Hace poco más de una semana, concretamente el 24 de agosto, apareció la noticia en varios blogs (Denken Über, The Inquirer ES, Slashdot, etc): el iPhone de Apple había sido liberado. Tras meses de trabajo, desde que el teléfono saliera a la venta el 29 de julio a las 18:00, los hackers, desarrolladores y otros grupos y personas del sector tecnológico han conseguido revocar el vínculo entre el teléfono y la compañía de servicios telefónicos estadounidense AT&T, la cual tiene el contrato en exclusiva para todos los servicios del iPhone.

El desbloqueo del teléfono se realizó casi simultáneamente por varias vías distintas: un joven norteamericano de 17 años, Georg Hotz (aquí su blog), modificando el hardware y el software con una inversion de más de 500 horas de trabajo; y el grupo IPhoneSimFree, grupo de hackers que “ha crakeado el sistema SIM del iPhone usando una tarjeta de T-Mobile”, como comenta Juan Ranchal en The Inquirer ES. Aunque otras vías no se hicieron esperar y el 27 de agosto ya podíamos leer en The Inquirer ES cuatro formas diferentes para poder usar el iPhone en España, explicadas por Jesús Díaz: método del SIM clonado, método Turbo SIM, manipulación del hardware o por un programa de pago.

Del 29 de julio conservamos interesantes documentos como el vídeo del intento de robo de un iPhone mientras que estaba siendo grabado por cámaras de televisión o la señora que pretendía comprar varios iPhones para venderlos posteriormente en eBay y hacer un buen negocio. Estos son solo algunos ejemplos de lo que tel teléfono despierta: codicia, propósito de lucro, envidia, avaricia, elitismo, además de hacer crecer el “efecto halo” del que Enrique Dans habló hace poco.

Así, al hilo de un artículo también escrito por Enrique Dans bajo el título de “El valor de las barreras artificiales en tecnología“, me pregunté cuál es la verdadera motivación de todos los rompedores de barreras tecnológicas. Lo primero que pensé y de forma un tanto inocente es que lo hacen por generosidad, por altruismo con todos aquellos que no pueden o quieren pagar un contrato con AT&T o con la gente de otros países que aún no podría utilizarlo, o por ir contra el poder del mercado y las grandes corporaciones, por demostrar que no son entes invencibles, etcétera. Esta opción parece tener sentido, pero también me parece insuficiente, porque muy poca gente dedicaría más de 500 horas de trabajo (más de doce semanas de trabajo a 40 horas semanales) por nada, gratis. Eso me sugirió otros dos posibles motivos: o se quieren forrar o quieren toda la notoriedad o bien ambas cosas.

Pues bien, sin duda tuvo mucho que ver el dinero con el desbloqueo del terminal, sobre todo en el caso del chaval, Georg Hotz, quien después de desbloquear el iPhone lo sacó a la venta en eBay y la subasta alcanzó los 2300 dólares; pero al final Georg intercambió el iPhone por un coche y otros tres iPhones de 8GB con Terry Daidone, fundador de Certicell, como podemos leer en el blog de Hotz y en Slashdot. Desconozco como está transcurriendo el proceso en otros casos, pero se sabe que los chicos de IPhoenSimFree, quienes desbloquearon el teléfono después de más de dos meses de esfuerzo colaborativo en torno a un Wiki y un canal de IRC, están buscando distribuidores para su software, como nos cuentan en FayerWayer.

Como era previsible, las consecuencias del desbloqueo por el lado de las empresas tampoco se han hecho esperar. Ahora mismo se habla de demandas, posibles lagunas legales, en favor de quién estarála ley (en Slashdot desde Businessweek), propiedad intelectual (en faq-mac), contratos en exclusiva que se quedan en papel mojado, sobre quién podrá liberarlo y en qué medida (en The Inquirer ES), etc. Lo que más me inquieta a míes cómo va a afectar este descubrimiento a Apple a la hora de establecer contratos en Europa, ya que ya se habla de quienes serán las compañías que lo comercialicen en el viejo continente, como ya se puede leer en The Inquirer ES y Appleweblog. Esto, además, no deja de significar más notoriedad y buzz para los desbloqueadores, por lo que podemos hablar del “efecto bola de nieve”.

Así las cosas y como en el amor y la guerra todo vale (y la relación de Apple con los techies es la mayor relación de amor que pueda existir con una compañía de tecnología), la batalla acaba de comenzar y se librará durante meses en diversos frentes. Habrá que estar atentos, ya que los guerreros con un gran ego y con expectativas de grandes incentivos suelen ser más peligrosos que aquellos guiados por la buena fe y el amor al prójimo. La cosa queda así: megalomanía 1 – generosidad 0.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s