Robert Plant en Los Alcázares, Murcia

Estándar

Hace ya un par de semanas, concretamente el domingo 29 de julio, Robert Plant, mítico cantante de los Led Zeppelin, actuó en Murcia, en un pueblo llamado Los Alcázares. Admiradores a muerte de Led Zeppelin y todo lo que con el clásico grupo inglés tiene que ver, no nos podíamos permitir perdernos a Roberto en vivo (he escrito Roberto, lo sé).

Casi todo nos era desfavorable: el concierto tuvo lugar a 500 kilómetros de nuestras casas, era domingo por lo que al día siguiente algunos teníamos que trabajar y otras obligaciones, tras el concierto tendríamos que tomar carretera y manta y ponernos en camino de vuelta, etc. Pero mereció la pena.

Para llegar a Murcia a una hora prudente, previendo que no conocíamos el sitio ni cuánta afluencia de gente nos íbamos a encontrar, salimos de Madrid a las 12 del mediodía. En realidad habíamos quedado a las once en casa de Xavi, el conductor de la ida; pero tanto Xavs, como Fran se quedaron sopas, así que pospusimos la partida por un rato. Yo, como íbamos a un pueblo de costa, me cogí un bikini, asi qué en casa de Xavi les pregunté si se iban a llevar bañador… nadie prestó atención a la idea, sino que se pusieron a hablar de quién tenía el bañador de quién. Ok.

Nos pusimos en marcha. El viaje fue muy tranquilo, escuchando toda la discografía de Robert Plant en solitario y luego los clásicos de los Zeppelin. No tuvimos ningún problema para llegar a Murcia porque habíamos descargado un mapa en Google Maps con la ruta exacta hasta la puerta del polideportivo de Los Alcázares. Fran y Eric iban en los asientos traseros y agradecimos al destino que Eric se quedara dormido, porque hubiera sido terrible pasar todo el viaje escuchándolo cantar. Fran trató de estudiar y como no lo conseguía buscó un boli para pintar algo en la cara de su compañero-marmota, pero los bolis no pintaban y el traqueteo del coche, por culpa del mal estado del pavimento, lo hacía aún más difícil, así que Eric terminó despertándose. La ida se hizo bastante corta, aunque al llegar a la zona de Los Alcázares la cosa se complicó y dimos varias vueltas hasta llegar al polideportivo. Xavi fue un conductor excelente y aparcó justo en la puerta del poli. Perfecto.

los-alcazares-robert-plant-013.jpg

los-alcazares-robert-plant-011.jpg

Como nos sobraba tiempo decidimos ir a la playa. Llegamos a las cuatro y el concierto no empezaba hasta las diez y media. Durante el viaje, estos habían pasado un buen rato comentando el gran fallo que había supuesto no llevarse el bañador: craso error, nenes! De camino a la playa yo entré en un bar, que por cierto tenía una refrigeración impresionante, y me pusé el bikini en el baño. Una vez en la playa nos costó un rato decidirnos a dar el gran paso, pensando en que teníamos que dejar solas las cosas y que estos se tenían que bañar en calzoncillos. Estaba curiosa la situación. Al final nos bañamos y yo, que suelo tener un poquitín de mala suerte, no tardé ni medio minuto en perder la lentilla derecha, lo que significaba que me iba a pasar toda la noche medio bizca y que mientras condujera a la vuelta iba a tener algún que otro problemilla en la carretera. Así las cosas, qué podía yo hacer, disfrutar y olvidarme de las lentillas, que son dos días. Después de haber visto manadas de delfines y a graciosillos que molestaban con una pelota a todo el que se les cruzaba, abandonamos el agua. Algo que aprendimos es que un bañador no está hecho de algodón porque tardaría una eternidad en secarse. Para favorecer la corriente y que el bañador se secase más rápido vimos posturas insólitas y ahuecaciones arriesgadas, tanto que el espectáculo no se limitó a nuestro reducido grupo de viajeros, sino que un par de mujeres en la playa no perdió ripio de lo que ocurría en nuestra zona de influencia.

Volviendo hacia el polideportivo encontramos un carro al que tratamos de sacarle la moneda de euro por todos los medios y como no lo conseguíamos nos lo llevamos. De camino Fran nos invitó a unos Calippos y mientras seguíamos utilizamos el carro para meter un gran póster del concierto que arrancamos de una valla. Al final abandonamos el carrito y el póster. Pasando de todo. Ya en el coche sacamos la comida y nos sentamos en el césped a degustar lo que cada uno había llevado: Xavi llevó un tupper enorme con fideua (o fidegua, ambas parecen correctas), Eric empanadas, Fran le gorroneó a Xavi y yo llevaba sándwiches. Hubo un momento familiar cuando coincidiendo en el tiempo los padres de Xavi y los de Fran los llamaron y mantuvieron la típica conversación-control parental. Tras esto pasamos un rato sentados y gastanto el tiempo y cuando nos quisimos dar cuenta ya eran las nueve, hora de ir aproximándose a la puerta de entrada.

No había cola por ningún lado, así que simplemente nos acercamos, me registraron un poquillo el bolso y pasamos al recinto. No había mucha gente dentro, así que tomamos posiciones en primerísima fila, en la mismísima valla, y ahí nos apostamos. El tiempo pasó tranquilamente, pausado tal vez por las ansias que empujaban todos nuestros pensamientos: en menos de una hora Mr. Plant iba a actuar a menos de cinco metros de distancia. Simplemente, increíble. A las nueve y media salieron los teloneros, el grupo Los Marañones que estuvo simplemente bien y que perdió gran parte de su interés cuando se empezaron a escuchar las letras de las canciones. Por cierto, que el último solo de la última canción creo que era un plagio de Tomorrow never knows de The Beatles.

Son las 22:30 y como un reloj suizo de gales salta al escenario Roberto, con las pilas cargaditas y la voz preparada para darlo todo. Se cantó temazos clásicos de los Zeppelin como Gallows Pole, Friends, Babe, I´m gonna leave you, Black Dog (el perro negro, textualmente by Mr. Plant); alternados con temas de la formación en la que ahora participa, Robert Plant and The Strange Sensation. No me olvido ni por un instante de la que ha sido desde el principio mi canción favorita de los Zeppelin, Whole Lotta Love, la cual cantó como cierre del concierto, cierre colosal, apoteósico, apocalíptico. Robert dió la talla y nos dejó momentos de buen rollo y anécdotas memorables como cuando preguntó al público “¿Dónde está Jaime?”, en alusión a Jimmy Page, único e inigualable guitarrista Zeppelin. También respondió al grito de “GUAPO” que una fan le soltó diciendo “Be there in a minute, darling. Un momentito”. Fue impresionante cómo se nos metió a todos en el bolsillo con un par de frases en castellano y dirigiéndose todo el rato al público preguntando “¿Suficiente?”. Sencillamente emocionante, tanto que la hora y media de actuación se pasó como un suspiro de una noche de verano, tan rápido que la única forma de hacerlo perdurar es con la memoria. Antes de salir del recinto le pedí al chico que había estado a mi derecha todo el rato, Alfredo, que por favor me mandase las fotos que había tomado durante la actuación y esta que véis aquí abajo es una de sus instantáneas. ¡Gracias Alfredo!

p1010365.jpg

Ya fuera del polideportivo compramos la camiseta del concierto y estuvimos un rato delante del coche tomando algo, comentando la jugada y haciendo un poco el gañan. ¡Teníamos la adrenalina por las nubes! Después de haber descansado un minuto y medio decidimos ponernos en marcha. Al poco tiempo paramos en una gasolinera para comprar Red Bulls, si no no hay quien aguante, y rellenar el depósito. Con esto ya solo nos quedaba una etapa por quemar de este viaje-relámpago: la vuelta a casa. Después de la gasolinera ya conduje yo, medio ciega, pero muy concentrada y nada cansada. La vuelta fue tranquila, escuchamos músida variada, pero principalmente muchas de mis canciones favoritas. No porque yo eligiese la música, sino porque así fueron decidiendo mis copilotos, a los cuales les agradezco la conversación y el apoyo. Sin ellos me hubiera resultado más difícil no ceder al cansancio.

los-alcazares-robert-plant-019.jpg

En poco más de cinco horas estábamos entrando en Madrid. Como Eric tenía que ir al aeropuerto lo dejamos en Atocha. Luego seguimos hacia Gran Vía, Princesa y la carretera hasta llegar a Las Rozas. Después abandonamos a Fran a su suerte e hicimos la última parada en casa de Xavs. Ahí tenía aparcado mi coche, así que tras recoger un poco la basura que habíamos ido almacenando me puse en camino a casa. Llegué sobre las siete y como a las ocho tenía que salir hacia la oficina, solo tuve tiempo para pegarme una ducha, ver las noticias mientras desayunaba y partir. De mi día de trabajo solo diré que no paré de dar cabezadas y que tuve una curiosa discusión con mi jefe por los límites de la implicación del comunicador a la hora de elaborar la información para el sector de las Relaciones Públicas. Demasiado intenso para mis limitadas capacidades neuronales…

Así fue, sencillamente redondo. El típico viaje que surge casi de la nada, pero que resulta siendo uno de los más completos del verano: música impresionante, artistazo en vivo, chorradas a montón con los gañanes de mis amigos y buenos recuerdos para siempre. Robert es nuestro ídolo, no hay más que decir.

Otros comentarios sobre el concierto (aunque si os habéis leído este completo no creo que os apetezca un pimiento morrón) en:

Warclimb: Concierto de Robert Plant

Matando el tiempo: Robert Plant y Los Marañones en Los Alcázares

Anuncios

5 comentarios en “Robert Plant en Los Alcázares, Murcia

  1. Xavi

    Mer! gran crónica! Efectívamente, un viaje redondo. La vuelta de la playa al polideportivo sí q fue un espectáculo: con los calzoncillos en la cabeza Fran y yo y Eric sin pantalones jaja… y las chicas q se sorprendieron cuando le bajé los pantalones a ‘Cop’. Buen reportaje Meri, agradable de leer, así seguro q no lo olvidamos!

    saludos a Javi-s, tomaste una buena decisión al ir al concierto

  2. aifilyu

    Yo tambien estuve en ese concierto y que decir, este hombre sigue en plena forma. Me sorprendió y mucho.

    Yo estaba en primera fila tambien, pero justo a las izquierda y recuerdo que no paraba de enviarle besos a unas chicas que estaban al lado mio jajajaj que crack y que gran showman

    Pude hacer unas cuantas fotos pero han salido demasiado psicodélicas. La mejor la he subido a mi espacio de Deviant. Te paso el link por si quieres echarle un vistazo:
    http://mutonto.deviantart.com/art/Robert-Plant-29-7-2007-Murcia-63579657

    Saludos desde Elche 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s